Infraestructura,  capacitación e insumos para impulsar proyectos ganaderos

Domingo Juan Ramírez y Juan Manuel Canseco forman parte de un grupo de ganaderos de la comunidad El Cuajilote, del municipio de San José del Progreso, Oaxaca. Tenían borregos en espacios pequeños, en condiciones inadecuadas y los procesos que seguían para alimentarlos eran inapropiados, pero sabían que criar borregos podría ser un buen negocio.

Así que en 2016 se unieron en una pequeña sociedad de producción rural y solicitaron el apoyo de Compañía Minera Cuzcatlán para construir una galera donde ahora crían a los ovinos y recibir capacitación para concretar su meta: tener una gran población de borregos de engorda de una sola raza fuerte y sana.

Programa de reproducción ovina.

En Compañía Minera Cuzcatlán sabemos que nuestra permanencia en San José del Progreso es de mediano plazo y queremos apoyar a que la comunidad tenga otras opciones de trabajo para cuando concluya nuestra actividad en esta región.

Por lo tanto, reconocimos el empuje de esos emprendedores de la pequeña comunidad El Cuajilote donde hay poco más de 500 habitantes y financiamos todos los materiales para construir una gran galera donde actualmente operan un programa de reproducción intensiva con 45 vientres ovinos.

Gracias a la capacitación y seguimiento del área de Relaciones Comunitarias de Compañía Minera Cuzcatlán los ovinocultores han logrado la reproducción acelerada de los borregos de raza Dorper; los ganaderos aplican la técnica de monta controlada con un grupo de hembras durante cierto periodo de tiempo y un macho. Las crías machos se comercializan a los dos meses de edad y las hembras son alimentadas para incorporarse al programa de reproducción, debido a que la producción se encuentra en el 40% de la capacidad instalada de operación, incrementándose de acuerdo con las metas del programa.

Antes de iniciar el proyecto productivo desconocían esa técnica para la reproducción y también desconocían las mezclas de alimentos apropiadas que deben dar a los animales de acuerdo con su edad.

Juan Manuel Canseco, hace mezclas de alimento para sus ovejas.

Daban el forraje entero a los borregos y sólo aprovechaban un 20 por ciento, lo demás se convertía en desperdicio. Ahora hacen mezclas de alimento y han aprendido que para cada etapa de la vida del animal necesita una alimentación distinta.

Producen el zacate, lo cortan y lo muelen con todo y mazorca, para hacer una mezcla adecuada de alimento, el resto de los insumos como granillo, maíz quebrado, pasta de soya y melaza son donados por Compañía Minera Cuzcatlán.

Juan Manuel Canseco y dos socios de la cooperativa trabajan por la mañana en la unidad minera San José y por la tarde se concentran en las actividades para la cría de corderos para engorda. Antes la opción era irse a trabajar a la ciudad de Oaxaca o a Estados Unidos, así que están optimistas de que el proyecto de la crianza de borregos pueda darles más utilidades y más opciones de desarrollo.